Accidentes y desidia golpean a la industria petrolera en Venezuela

Baja producción y fallas en la distribución generaron una crisis de abastecimiento de combustible en las principales ciudades del país

La crisis en Venezuela se profundiza. Además de la brutal escasez de alimentos y medicinas que agobia al país, se sumó el desabastecimiento de gasolina que durante cinco días generó zozobra en la población y largas colas en las estaciones de servicio para tratar de llenar el tanque en algunas ciudades, algo impensable en el país con las reservas probadas de petróleo más grandes del mundo.

Una falla en la producción de combustible atribuidas por las autoridades a “razones climatológicas en el mar Caribe y la presencia de mareas altas”, habría sido la causa en la caída de los inventarios en las estaciones de servicio del país, según expresó Pdvsa a través de un comunicado.

Los problemas de suministro comenzaron a registrarse con la gasolina de 95 octanos y más tarde se sumó la de 91 octanos, dejando secas alrededor del 40% de las 248 estaciones de servicios que operan en el Área Metropolitana que abarca Caracas, Vargas y Miranda.

Este jueves comenzó a restablecerse la distribución de gasolina a las bombas, según informaron fuentes del sector. Algunas estaciones en la región central están recibiendo gandolas con el combustible y estiman que hay despachos programados para recuperar los inventarios en los próximos tres días.

En ese sentido, las colas para recargar gasolina han disminuido durante este viernes en la capital del país petrolero, aunque el nerviosismo en la población por la escasez de combustible se mantiene.

Los encargados de las estaciones de servicio desconocen si el combustible que está siendo distribuido por la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) será suficiente como para evitar que vuelva a registrarse una caída en los inventarios, como la que tuvo lugar esta semana.

“Nosotros desconocemos cuánta disponibilidad de gasolina hay e las latas y s eso será suficiente para prevenir otra crisis. Hemos estado recibiendo producto durante porque llegó un taquero y las platas despacharon, pero no sabemos ni siquiera si es nacional o importada porque no hacemos esas distinciones”, afirmó una fuente relacionada con Asociación Metropolitana de Expendedores de Gasolina (MetroGas).

En condiciones normales, las estaciones de servicio deben recibir de dos a tres cargas diarias de gasolina, y tener inventarios de al menos 15 días, para poder garantizar el expendio de gasolina. Sin embargo, recientemente el vocero del Sindicato de Trabajadores Petroleros, Iván Freites, declaró en medios locales que sólo había inventarios para dos días.

Fuentes del sector consideran que si las estaciones de servicio reciben la carga adecuada de combustible, en tres días podrían normalizarse los inventarios de gasolina en Venezuela.

Las causas

El analista petrolero y profesor de la Universidad de Georgetown, Ramón Espinasa, explicó que el deterioro general en la infraestructura en Venezuela, tanto en producción como en refinación de crudo, así como los numerosos accidentes que se han registrados a lo largo de los años en el Centro de Refinación Paraguaná (CRP), el principal del país y el segundo más grande del mundo, es lo que ha estado afectando el desempeño de la estatal Pdvsa.

Recordó que no hay manera de saber, más allá de las conjeturas, el daño que los accidentes en las refinerías Amuay y Cardón han causado a la producción, porque no son públicos, “pero se sabe que son los accidentes junto con la falta de mantenimiento lo que ha originado la baja en los inventarios”.

Sobre la reciente crisis de abastecimiento de combustible en Venezuela, Espinasa indicó que “se afectó la planta para refinar gasolina en Paraguaná y no hay inventario para abastecer. Además no sabemos a ciencia cierta si es desabastecimiento o racionamiento lo que está pasando en estos momentos”.

Asegura que las importaciones de aditivos para la refinación de gasolina se mantienen, pero no con la regularidad que requiere la industria.

De acuerdo con datos divulgados por voceros del Sindicato de Trabajadores Petroleros, la refinería de Amuay estaría refinando 40.000 barriles diarios cuando su capacidad de refinación es de 104.000 barriles por día.

Vale destacar que en 2012, en la refinería de Amuay, en el estado Falcón ubicado al noroeste del país, se registró una explosión que arrasó con barrios cercanos al complejo refinador, dejando como saldo más de 40 personas fallecidas, 6 desaparecidas, cientos de heridos y daños materiales incalculables en los alrededores del CNP.

Sobre este hecho, Espinasa destacó que ni siquiera se sabe si esa refinería logró sobreponerse a ese accidente porque Pdvsa no ha hecho público los informes de seguridad y peritaje de la estatal.

Recientemente, el director de la unidad de Comercio y Suministro de Pdvsa, Ysmel Serrano, dijo a través de su cuenta en Twitter que las colas que se generaron en las estaciones de servicio eran “producto del retraso en el cabotaje de la gasolina”. Esto quiere decir que la estatal tuvo problemas para trasladar el combustible para trasladar el combustible desde un punto del país hasta otro.

Asimismo, el funcionario aseguró que cuentan con suministros suficientes y que están reforzando los despachos.

Contradicciones de la industria

El menoscabo de la industria petrolera venezolana ha sido monitoreado de cerca por los analistas del área, pese al hermetismo que ha mantenido la directiva de Pdvsa sobre los balances y reportes de producción, por instrucciones del alto Gobierno.

Los niveles de producción de la estatal cada vez son más bajos. Tras el accidente en la refinería Amuay, el país petrolero incrementó sus importaciones de gasolina para abastecer el mercado interno. Algunos expertos apuntan a que esas compras foráneas han estado por encima del millón de barriles desde hace cinco años.

De acuerdo con cifras de la Agencia de Información de Energía (EIA por sus siglas en Inglés), las compras de gasolina terminada se situaron en poco más de un millón de barriles, al cierre de 2016. Vale destacar que Venezuela, miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), es el segundo comprador de gasolina más importante para Estados Unidos.

La producción petrolera de Venezuela experimenta una caída sostenida y se ubica alrededor de 270.000 barriles diarios, de acuerdo con cálculos de analistas y expertos del sector, una cifra que dista mucho de aquellos 2.75 millones de barriles diarios que se produjeron al cierre del primer semestre de 2013, según reportes de la OPEP.

El peso de Venezuela dentro de este grupo se ha reducido considerablemente frete a otros países competidores.

Datos de la EIA también dan cuenta de que Petróleos de Venezuela también recibió exportaciones de petróleo crudo desde Estados Unidos.

Vìa Diario Las Amèricas
Anuncios

Publicado por

Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s